12 julio 2006

¿Como agradecer...

¿Como agradecer a una persona que ni siquiera sabe porque lo estas haciendo?... ¿o que ni siquiera sabes si te considera parte del universo que la rodea?

Es interesante darse cuenta como pasan por tu mente todos esos extraños pensamientos o como todos esos ignotos y místicos fluidos vuelven a segregarse en los mas recónditos confines del cerebro. Una serie de conexiones que creía desahuciados y descontinuados se encienden con una fuerza que creí nunca volvería a sentir...

Sentir la emoción y nerviosismo de ver una pequeña y delicada silueta aproximándose lenta y cadenciosamente...

Sentir el calor que recorre los oídos desde el lóbulo superior, viaja a través de todo el cuello y llega hasta los costados al escuchar una delgada y tierna voz decirte "¡hola!"...

Sentir a los estúpidos y coloridos artrópodos alados "sorbe-savia" que se arremolinan revoloteando la zona abdominal cuando viene a la mente algo que emule o simule su nombre.

Aproximarse a la salida del edificio que nos guarece y brinda los espacios para dedicar tiempo y dedicación al estudio buscando la manera de llamar su atención o al menos hacerle saber que hay una persona que le va a sonreír si se cruza en su camino.

Hacer todas esas cosas que juraste nunca harías o soportarías solo para verla un rato mas y hacerle sentir tu apoyo y entusiasmo.

Tener de nuevo las ganas de ser un galante joven que le hace los detalles mas insignificantes pero que son resultado de vencer el temor a acercarse un poco mas y hacerla esbozar una discreta pero embrujante sonrisa solo para huir despavorido segundos después.

Regresar por momentos a la infantil, insegura e inocente pubertad pareciendo un inexperto mozalbete que teme y disfruta del estupor de ponerse como un manojo de nervios y sensaciones como si fuera la primera vez que le pasa todo esto.

Que las incesantes palabras que regularmente emergen seguras y con direcciones definidas se conviertan en balbuceos y amorfas construcciones semánticas que van de la incomprensibilidad a la incongruencia, acompañadas con un pánico escénico que ni 300 niños juntos pudieron generar alguna vez y siendo lo peor que hay demasiadas cosas que pueden y quieren ser comentadas y preguntadas.

Tantas cosas que se sienten agradables y diferentes de permanecer frente a una persona desconocida pero con el ferviente deseo de que deje de serlo.

La inocente espera de que los intentos de hacerse presente, logren que en algún momento le surjan las ganas de llamar y/o considerar hacer algo juntos el día siguiente.

Todos los inenarrables acontecimientos generados a partir del día que supo su nombre y quiso saber mucho mas...

El simple hecho de que esto se encuentre plasmado mas allá del plano mental y que pueda ser leído cada que sea necesario.

Una forma de hacer este agradecimiento será con solo decirlo, pero muchas de las anteriores situaciones no permiten que suceda tan fácil como me gustaría.

La otra forma seria solo poner:

¡GRACIAS!

De verdad gracias por que estas haciendo que todo lo anterior pueda ser escrito y sentido como mas o menos lo explique. Estas despertando en mi cosas que creí que ya no volverian a pasar.

Cualquier cosa que pase después y mas alla de esto, seria el más maravilloso adicional que pudiese tener la vida.

2 comentarios:

Sugey dijo...

Y esto es solo el principio amigi!! habrá mucho más para ti... el principio de lago genial!

lord cнerno вιll dijo...

Uyy.. esas sensaciones no tienen igual.

Suerte dude.. aunque no la necesites...